A diferencia de Buenos Aires, Rosario paresentará un proyecto para permitir Uber

A diferencia de la Capital Federal, donde la resistencia a aceptar libremente el uso de la aplicación Uber sigue siendo fuerte, ya hay lugares del país donde el sistema de transporte avanza y con paso firme: en Mendoza, por ejemplo, ya tiene media sanción, mientras que Buenos Aires, Córdoba, Neuquén y Posadas ya lo analizan.

Ahora, la que parece apuntar en ese sentido es la ciudad de Rosario, donde la concejala del Frente Progresista María Eugenia Schmuck presentará un proyecto para habilitar la llegada de aplicaciones como Uber. Su iniciativa contempla también la necesidad de “otorgar un marco regulatorio para estas plataformas, imponiendo tributos e integrando a taxis y remises”.

Una de las primeras reacciones a la propuesta vino del propio gobierno local, donde dijeron que por el momento es inviable la llegada del sistema, aunque se manifestaron dispuestos a discutir el proyecto. La secretaria de Transporte y Movilidad local, Mónica Alvarado, indicó que “de acuerdo a la normativa vigente” no sería viable el uso de la aplicación en la ciudad. Sin embargo, abrió la puerta al debate de una nueva regulación: “Si hay propuestas, siempre hay que trabajarlas y escucharlas”, aclaró.

“La experiencia que hay en otras ciudades es que siempre la Justicia falla contra Uber respecto a que no es un servicio de transporte. La diferencia es importante, porque en un servicio regulado se sabe cuáles son los vehículos que se habilitan, la cantidad correspondiente y cuáles son las normas que deben cumplir esos vehículos. Además, los choferes deben ser conductores profesionales”, argumentó la funcionaria en diálogo con radio La Ocho.

DEJA TU COMENTARIO