Ponce: «El Gobernador quiere ser presidente y dice que está a punto de entrar en cesación de pagos, es gravísimo»

El Intendente habló en exclusiva con El Puntano, pidió que Rodríguez Saá «convoque a un comité de emergencia socioeconómica» en relación al anuncio del default. Además se pronunció sobre su futuro político.

«Nosotros tenemos un enorme compromiso con los trabajadores municipales», fue la primera frase que Enrique Ponce le dio a este medio en una entrevista exclusiva en la que no esquivó ninguna de las preguntas. En referencia al incremento otorgado por su gestión a los trabajadores, la mayor hasta el momento en la provincia, y la ecuación económica para llegar a ese pronunciamiento, respondió: «mucho de lo que hacemos desde el municipio se lo debemos a los trabajadores, cuando se pavimenta una calle, cuando se arregla una vereda, el alumbrado público. Dentro del nivel de expectativa, dentro de lo posible, con cuentas de absoluta austeridad y con compromiso de poder cumplir hicimos el máximo esfuerzo posible para llegar la 25 % pagaderos en dos meses. Además mejorando ítems como el presentismo. Es fruto del esfuerzo y del diálogo».

En otro orden de cosas el Intendente reconoció no tener contacto «con los hermanos Rodríguez Saá más allá de la última vez que tuve una reunión con el Gobernador. Yo estaba contento porque creí que el Gobernador tenía palabra. Cuando no se concretó el acuerdo político que ellos daban por descontado el castigo no solo a mi figura política sino a los vecinos de la ciudad privandolos de obras como el pavimento que estaba acordado».

Consultado sobre si las experiencias previas con los hermanos Rodríguez Saá no le hacían presumir una reacción como la que finalmente tuvo el mandatario provincial, Ponce recordó que su padre «cuando Pérsico era el secretario obras publicas, mi viejo decía que no fuera por que no le iban a cumplir, después Pérsico se fue con ellos, no se bien como es la cuestión. Yo no puedo basarme en las experiencias nefastas del pasado, como Intendente tengo que promover el bien común y si eso significa un  costo político para mi figura pero un bien para la ciudad lo hago, todas mis decisiones las tomé pensando en la gente. En el pasado a mi padre lo quisieron destituir, a mi esposa le pintaron esvásticas en la puerta de la fiscalía por denunciar hechos de corrupción, yo tengo que despojarme de cualquier carga emocional, como no puedo ponerme contento si él (Alberto Rodríguez Saá) decide reparar los daños a la ciudad y congraciarse con la ciudad, lamentablemente nada de eso sucedió».

Ponce se mostró «preocupado» por el anuncio que realizó Alberto Rodríguez Saá el último domingo en el diario Página 12 donde declaró que «San Luis está al borde del default». Sobre el tema consideró que «el Gobernador, que quiere ser presidente, sale a decir que está a punto de  entrar en cesación de pagos es gravísicio yo creo que el Gobernador debería estar convocando a las fuerzas sociales, económicas y políticas para hacer un comité de emergencia socioeconómica, o es una liviandad absoluta venir y manifestar eso ante un medio nacional y ponernos en alerta a todos o hay una situación que debemos saber. No hay acceso a la información pública, nadie sabe en qué se gastan los dineros, no hay un sólo centavo para la ciudad de San Luis. Afortunadamente en la ciudad por el manejo de los fondos y el capital social humano y de equipamiento podemos garantizar obras públicas, el pago a los proveedores y la prestación de los servicios públicos que no es el caso de la provincia».

Dispuesto enfrentar las preguntas y no desviar sus respuestas, Ponce habló sobre su futuro político. «Estoy plenamente feliz, honrado de ser elegido para el segundo mandato el cual es histórico y mi energía está puesta en que sea el mejor  de la historia, después la gente evaluará mi desempeño. La política es ahora la pasión de esta etapa de mi vida, tenemos una fuerza política nueva y seguramente algún lugar vamos a estar ocupando», sintetizó sin aventurarse a posibles candidaturas.

 

DEJA TU COMENTARIO