Alcalde de São Paulo le dará «basura procesada» con harina a los más pobres

Bajo el nombre de «Alimento para todos» el alcalde de San Pablo, João Dória, lanzó la propuesta de hacer una pasta en base a alimentos casi vencidos y harina como alimento para los pobres.

El plan lanzado por el alcalde de San Pablo, el derechista João Dória, con el nombre «Alimento para todos» se pasó a llamar rápidamente en las redes sociales «Ración para los pobres». La propuesta de Doria, del partido neoliberal PSDB, está basado en pedirle a las cadenas de supermercados alimentos que estén en su fecha de vencimiento para hacer una pasta, que luego de mezclada con harina de por resultado una suerte de croquetas para entregar entre los sectores más pobres.

Se trata de un verdadero escándalo de parte de un alcalde que ya venía de quitar raciones de comida a los niños y niñas en las escuelas cómo así también de bajar el valor nutricional de las mismas.

El nuevo plan es ampliamente criticado por nutricionistas y fue repudiado en las redes sociales, como un intento de pasar un plan de alimentación para dar «basura» a los más pobres.

El programa de Dória será llevado adelante en asociación con la plataforma Sinergia, que es la responsable por ofrecer a los sectores de la población en situación de indigencia un producto que no podría ser catalogado como alimento. Se trata en realidad de restos de comida que no son vendidos por las grandes empresas y supermercados. Ahora estas empresas ya no perderán los residuos de lo que producen sino que irá a formar parte de este nuevo «producto».

El «alimento» que según la ejecutiva de la plataforma Sinergia, Rosana Perrotta, se llama «farinata», se trata de «alimentos que no se comercializan en supermercados. Son alimentos que están en fechas cercanas a su vencimiento o fuera de comercialización. Con ellos produciremos la Farinata».

Es decir que la «Farinata» no es más que una masa granulada obtenida a partir de restos de alimentos a punto de vencer y no comercializados por las empresas y supermercados.

Rebautizada como «Alimento», la Farinata se le dará a la población bajo condición de extrema pobreza o que han pasado por alguna catástrofe natural o humana. En síntesis, Dória distribuirá a la población pobre de San Pablo basura química producida por las industrias alimenticias.

En la página de la Plataforma Sinergia, ellos se autodefinen como un elemento de conciliación entre los interesas de las empresas y las necesidades básicas de las personas, pero la verdad es que junto a Dória, que ya ha venido recortado las viandas en las escuelas, distribuirá algo que no puede nunca ser llamado alimento.

Otra excusa de los que quieren alimentas a las personas con la «Farinata» es que es positivo para la reducción de residuos sólidos, o sea, dar a los pobres la basura que las empresas no pueden vender enmascarada como una política de alimentación y ambiental completamente cínica.

DEJA TU COMENTARIO