La Salada: escuchas telefónicas complican a Martín Insaurralde

En los audios se escucha decir que la municipalidad de Lomas de Zamora no quería «romper el negocio, sino ordenarlo» y se habla de pagar “una tasa municipal” a cambio de seguridad.

Anoche se dieron a conocer tres audios en los que Adrián Castillo, el sobrino del máximo organizador de La Salada, habla de pagar “una tasa municipal” a Lomas de Zamora a cambio de seguridad.

Los audios entre Adrián y su madre Gladys Arrieta, ambos detenidos por liderar una asociación ilícita para manejar puestos ilegales de la feria, figuran en las escuchas telefónicas que permitieron a la justicia realizar el operativo de la semana pasado que terminó con 22 personas presas.

Según se lo escucha decir en audios, el gobierno de Lomas liderado por el intendente Martín Insaurralde conocía el funcionamiento de la feria y lo que buscaba no era “romper el negocio, sino ordenarlo”.

En este sentido, el arreglo sería que la municipalidad aportase policías municipales y a cambio ellos pagarían “una tasa municipal”. “Si te cobra $ 20 por puesto y te da toda la seguridad, se te abaratan los costos en otra cosa”, decía Castillo.

Además, en otra de las conversaciones que el sobrino de Jorge mantuvo con su madre a mediados de mayo, contaba cómo funcionarios municipales lo acompañaron a recorrer el lugar “camuflados” y se jactaba de su poder en la feria.

“Fueron a ver cómo ordenar. Están apurados, están con eso a full y que yo sea el encargado. Que yo sea el mentor del orden. El jefe de Tránsito, todos estaban, vinieron conmigo”, alardeaba Castillo.

DEJA TU COMENTARIO