Arabia Saudita prohíbe mujeres al volante de manera indefinida

Arabia Saudí seguirá siendo el único país del mundo que prohíbe a las mujeres conducir. Y ni siquiera se plantea cambiar la restricción. Así lo ha decidido la Shura, el consejo asesor con más poder del país, que tiene influencia sobre el rey Salmán bin Abdulaziz.

Uno de los miembros del órgano consultivo, que solo puede proponer leyes, sugirió la posibilidad de volver a estudiar la prohibición. Sin embargo, la propuesta no consiguió obtener el 50% del apoyo necesario entre los 150 miembros que componen la asamblea.

A pesar de que el actual rey ha seguido la estela de su padre de expandir lentamente los derechos de la mujer en el país, los hombres no quieren que las mujeres tengan acceso al volante. Que una mujer conduzca no es técnicamente ilegal pero la prohibición está vinculada a la tradición y las costumbres.

Sigue estando muy mal visto que una mujer tome el control de un coche y el clérigo más importante del país ha llegado a decir que las mujeres «estarán expuestas al mal» si se les permite conducir.

Hace unos años, un informe del Consejo de Ulemas, la máxima autoridad religiosa del país, advirtió de que permitir que las mujeres condujeran acabaría con la virginidad y aumentaría la homosexualidad, la prostitución y las tasas de divorcio.

Las mujeres saudíes llevan décadas de lucha para conseguir que se les permita manejar un coche. En 1990, 50 mujeres desafiaron la prohibición y se pusieron al volante. Sin embargo, su desafío no consiguió resultados. Fueron arrestadas y despedidas de sus trabajos.

Aún así, en el país sigue habiendo activistas que desafían la moral retrógrada y publican en las redes sociales fotos de sí mismas conduciendo automóviles. Eso sí, de acuerdo a El País, sus carnets están expedidos en países extranjeros por lo que muy pocas tienen la posibilidad de oponerse al veto.

DEJA TU COMENTARIO