Alberto lo hizo: los clubes de fútbol al borde del abismo

Juventud descendió, Estudiantes cerca de la intervención judicial, Newbery no participará del Argentino B. La estrategia de fundir a los clubes para armar un sólo equipo que juegue la Súperliga.

En apenas seis meses de gestión Alberto Rodríguez Saá consiguió que los clubes de fútbol sanluiseños quedaran al borde del abismo. El pasado 6 de junio este medio publicó una nota titulada: “La jugada de Rodríguez Saá para  fundir a los clubes”, a dos semanas de ese adelanto se cumple la maniobra del Gobernador. Newbery comunicó que por problemas económicos no participará del Argentino B, Juventud que descendió el último fin de semana analiza jugar el Argentino A, Estudiantes a  un paso de ser intervenido judicialmente.

Los clubes uno por uno

El “Aviador” comunicó que no va a jugar el Argentino B ya que no cuenta con apoyo económico . El gobierno de la provincia le dijo que no. Mario Raúl Merlo contestó que el Alberto le quita el apoyo si el da un aporte económico al club y lo que fue peor y determinante, Ribeiro, que era el principal sponsor privado que tenía el club, ya le informó que por decisión de lo directivos este año no le daría su aporte . Fuentes vinculadas a la entidad comercial contaron que Adolfo Rodríguez Saa habría intervenido para que la firma dejara de aportar fondos al fútbol.

El “Juve” está inmerso en una interna dirigencial, con egoísmos propios de un pueblo feudal y sin apoyo económico del gobierno , duro 6 meses en el Nacional B y si bien se las arregló para sobrevivir sin los $7 millones de aportes que se comprometió  la Secretaría de Deportes a principio de año, todavía quedan deudas que rondarían los $4 millones. Con este panorama y con un aporte de AFA de menos de $100 mil por mes la dirigencia analiza seriamente si van a participar en el Argentino A o presentarse en convocatoria y no jugarlo.

El “Verde”, que todavía cuenta con poder de manejo en AFA, fue quien mejor aprovechó la situación del cambio de gobierno ya que claramente  manifestó en los medios nacionales la falta de apoyo y quedo como la cenicienta del cuento , justo con el “lobo” manejándolo.

Ante los reclamos mediáticos, que incluyó a los jugadores abrazándose en el centro del campo de juego en un partido televisado por TyC Sports, el Gobierno le pasó factura. A través de Fiscalía de Estado y el Procurador General de la provincia busca iniciar el proceso de investigación y procesamiento de Carlos Ahumada y su comisión directiva. De esta manera podrán lograr la intervención del club .

La reunión de Alberto con los dirigentes

Alberto Rodríguez Saá se reunió, hace un par de meses, con los presidentes de las entidades y les aseguró que nos les entregaría los aportes necesarios para disputar los torneos más importantes del fútbol nacional. “De acá”, les dijo el mandatario al tiempo que se tomó sus partes íntimas cuando le solicitaron una y otra vez los fondos.

Con ese gesto Rodríguez Saá selló el futuro del deporte más popular, con ese acto de soberbia y desprecio enterró los sueños de miles de puntanos que siguen, como socios o aficionados, el desempeños de los equipos sanluiseños en las competencias. De la nefasta audiencia participaron los tres clubes que actualmente militan en los torneos de AFA, Juventud, Estudiantes y Newbery.

La Supérliga, la jugada más arriesgada

En la anterior gestión, Alberto Rodríguez Saá ensayó con el “Nene” Sanfilippo la posibilidad de armar un combinado con los jugadores locales y un hombre de trascendencia nacional en el cuerpo técnico, el elenco integrado por deportistas surgidos en el Plan de Inclusión Social no cumplió las expectativas y el único beneficiado fue el entrenador se llevó una gran suma económica.

Con las movidas en el fútbol donde los grandes del deporte proyectan una “Súperliga”, aparentemente con el visto bueno de Macri, el Gobernador cerró su proyecto. Con los clubes locales fundidos económicamente y con los antecedentes mencionados anteriormente, buscará que los presidentes “caigan”  humillados y de rodillas a implorarle ayuda.

Alberto Rodríguez Saá quiere estar en la Súperliga, esta vez no estará Sanfilippo ni tampoco le sirve que los clubes locales estén operativos, con un fútbol provincial destruido la única alternativa será su equipo que estará conformado por jugadores locales a los que les sumará “estrellas” del ámbito nacional. Cree que destinando mucho dinero podrá estar en lo más alto del fútbol a costa de hundir la historia de San Luis. Se pone en marcha otro sueño faraónico del Alberto.

 

DEJA TU COMENTARIO