El ataque de furia de la mujer de Vallone después de escuchar los desastres de la gestión de su marido

La apertura de sesiones en el Concejo Deliberante de Juana Koslay trajo aparejado varios momentos incómodos para la edil Andrea Carreras, esposa de Andrés Vallone, el intendente saliente. Resulta que el actual jefe comunal, Jorge “Toti” Videla, durante su discurso se detuvo en enumerar las inconsistencias, gastos superfluos, arbitrariedades y discrecionalidad en el uso de fondos públicos por parte del ahora Diputado Nacional.

Durante la alocución el intendente actual contó el uso que se le dio al dinero que se ahorró durante los primeros meses de gestión. Maquinaria municipal y la pronta adquisición de al menos dos camiones son parte de todo el dinero que la anterior gestión no la volcaba en beneficio de los vecinos. Inmediatamente los presentes se preguntaron por el destino que Vallone le daba a los fondos públicos.

A medida que el discurso avanzaba la esposa de Vallone iba incomodándose al punto de no poder contener la molestia de ser el blanco de todas las miradas. Al terminar la presentación del Intendente la Concejal abandonó el recinto, se encerró en su despachó y desató su furia entre las cuatro paredes del reducto.

DEJA TU COMENTARIO