En San Luis casi no se cumple la ordenanza que exige colocar cambiadores en baños públicos

Rige desde hace un año, edificios públicos y lugares de concurrencia masiva deben tener cambiadores para bebés. El Estado Provincial es el principal infractor. (Foto de portada ilustrativa)

En varias ciudades del país es obligatoria la colocación de cambiadores en baños de ambos sexos, en Mendoza es Ley. En San Luis un Hipermercado tomó la iniciativa ante la falta de reacción de organismos públicos.

En setiembre de 2016 el Concejo Deliberante de la ciudad de San Luis convirtió en ordenanza un proyecto por el cual los edificios púbicos, oficinas y locales comerciales de concurrencia masiva deben acondicionar los baños con cambiadores para bebés.

Baño, en malas condiciones, de la planta baja del edificio administrativo de calle Ayacucho. No tiene cambiador para bebés.

Hasta el momento, la UNSL tomó la posta y cumplió con creces la ordenanza, en el ámbito privado el hipermercado Walmart es el único que cumple con la reglamentación. En contraposición a esta satisfactoria medida está el Gobierno de la provincia, las oficinas y espacios de atención al público más concurridos no cuentan con los cambiadores requeridos. Un paso atrás en el reconocimiento de los derechos de padres y niños.

La UNSL colocó cambiadores en baños de ambos sexos.

 

El hipermercado Walmart tiene cambiadores en baños de damas y caballeros.

 

Cuidados y crianza igualitarios

El cuidado de los hijos y sus necesidades no conoce de género, lo que hasta unos pocos años era delegado únicamente a la mujer va cambiando con el paso del tiempo y la igualdad también llega al cuidado de los hijos en todas sus variantes, también en lo higiénico.

En distintos países del mundo la legislación avanzó hasta el punto de obligar a oficinas y lugares de acceso público a colocar en el baño de los caballeros cambiadores para bebés. Este tipo de acciones positivas que llegó a San Luis, por el momento quienes deben dar el ejemplo están ausentes.

Las tareas repartidas en el cuidado y aseo de los más pequeños no dan lugar a excusas y la igualdad ganó más espacio en nuestra sociedad. Una destacable iniciativa que podría ser imitada por otros lugares de convocatoria amplia.

 

El país y su posición frente al tema

En marzo de este año el proyecto presentado por la diputada Sonia Carmona en la legislatura de la provincia de Mendoza sobre la colocación de cambiadores de bebés en los sanitarios de varones, en espacios públicos y privados de uso público, fue aprobado por el Senado. Desde ese momento corrieron los 90 días para que el Poder Ejecutivo reglamente la norma.

La ciudad pionera en Argentina, fue Posadas, capital misionera. En diciembre de 2015, el Concejo Deliberante de esa ciudad aprobó una Ordenanza similar. Luego en julio de 2016, la ciudad de Córdoba hizo lo propio: La norma implica que cuenten con un cambiador para bebés en sanitarios masculinos y femeninos restaurantes, anfiteatros, auditorios, cines, teatros, bibliotecas, iglesias, salas de convenciones, exposiciones, salas de juegos, salones de fiesta y establecimientos cuya superficie sea igual o mayor a dos mil metros cuadrados cubiertos.

 

Cambiar bebés en el mundo

En Estados Unidos existe una reciente legislación (la “Ley babies”), que obligaba a que los baños de hombres de los edificios públicos cuenten con cambiadores para bebés, ya que para dicho cambio se exige un lugar que sea físicamente seguro, higiénico y apropiado y que esté disponible tanto en aseos femeninos como masculinos, ya que entiende que la mujer no es la única cuidadora del bebé.

A lo largo de este año, el Ayuntamiento de Madrid ha instalado un total de 48 cambiadores en los espacios culturales y de ocio de Madrid Destino, empresa municipal que depende del Área de Cultura y Deportes. La iniciativa madrileña tiene características similares a la que rige en la provincia de Córdoba (Argentina).

DEJA TU COMENTARIO