Detalles del ministro Sergio Freixes: Es el operador de Adolfo, está procesado y esquiva a la justicia

En 2005 fue denunciado por hacer firmar la renuncia de los jueces antes de que asumieran, 12 años después sigue sin someterse a la justicia. Está procesado y es el brazo ejecutor de Adolfo.

La entrevista que Jorge Lanata le realizó a la ex jueza Marina Ziliotto, el último domingo, trajo a la memoria de la opinión pública el escándalo de las “renuncias anticipadas”. También permite analizar el dominio sobre la justici a de los hermanos Rodríguez Saá.

Corrían los primeros meses de 2005 y Marina Ziliotto destapó un verdadero escándalo. Denunció al entonces  ministro de la Legalidad de San Luis Sergio Freixes y al viceministro Mario Zabala ante la justicia federal de Mendoza.  No sólo eso, llevó el caso al Senado de la Nación, la ex jueza denunciaba, 12 años atrás que la habían obligado a firmar la renuncia el mismo día que asumió.

Ziliotto era defensora oficial y ganó un concurso para integrar la Cámara penal. En octubre de 2004 la citaron. “Me convocó Mario Zabala, entonces asesor del ministro de la Legalidad . Después Zabala fue ascendido a viceministro. Fue en su despacho entre las 2 y las 4 de la tarde. Después de darme la noticia de mi nombramiento y felicitarme, sacó de una carpeta una renuncia con fecha en blanco y me solicitó que la firmara. Ante mi negativa me dijo: «Esto es así»”, afirmó la ex jueza, en una entrevista concedida por aquellos años a La Nación y refrendada en las últimas horas en Periodismo Para Todos

Recordó que Zabala tenía dos renuncias iguales al lado, una para ser firmada por los camaristas Ernesto Lutens y Néstor Spagnolo. “Mirá, tenés que firmar. Así se estila, así se llega”, le dijo Zabala.

“Cuando le dije que no se empezó a exaltar cada vez más y me dijo: «Yo estoy encargado de la parte penal, a mí me han encargado la justicia porque soy un tipo vivo, soy inteligente»”, relató. La escena a la hora de la siesta, sin nadie cerca, la atemorizó y firmo.

Con Zabala ya como viceministro de la Legalidad, Ziliotto asumió como camarista el 10 de enero de 2005. Sin embargo, desde fines de diciembre la fiscal Gretel Diamante ya investigaba estas maniobras. Decidió colaborar con ella en reunir la prueba necesaria.

El 15 de marzo el ministro de la Legalidad Freixes -relató- le pidió que saliera a los medios a denostar a sus colegas de la Cámara, como parte de un operativo para impedir la intervención del Poder Judicial de la provincia. Ella se negó.

Tras la negativa se enteró, por El Diario de la República, propiedad de Adolfo y Alberto, que había renunciado.

También recordó que recibió en su casa la visita de Viviana Moreira, la esposa de Freixes, en aquel momento senadora provincial. “Vino con otra persona en muestra de solidaridad diciendo que ya iba a pasar el mal trago y que me podían ofrecer un cargo en el Senado o que iban crear una secretaría de medio ambiente.” Ziliotto grabó en vídeo aquella visita.

Las acciones de Freixes no cesaron, las intimidaciones, aprietes, manejos discrecional de recursos y clientelismo le valieron ser el hombre fuerte de Adolfo en el Sur provincial. A tal punto llegó la lealtad de Freixes que durante el recambio de gabinete, tras la derrota contundente de las PASO, lo convocaron nuevamente al Ejecutivo, es más, su hija Diamela se encarga ahora de apretar a los jóvenes becarios del Departamento Dupuy. desde un cargo como funcionaria en la Secretaría de la Juventud.

Estos antecedente de fidelidad le valieron a Freixes el “premio” de esquivar sistemáticamente a la justicia por la causa que inició Ziliotto. “Estoy convencida que va a ser condenado”, sostuvo la ex jueza que espera el juicio oral.

 

DEJA TU COMENTARIO