“Adolfo y la Gente”, la editorial de Nino Romero en Todo un País

El reconocido periodista, escritor y analista político realizó un síntesis de las palabras de Rodríguez Saá en el último vídeo que contrastan con el pensamiento y sentimiento de los ciudadanos.

El diario Todo un País publica, este miércoles, la editorial de Nino Romero:

Adolfo Rodríguez Saá difundió por las redes sociales una grabación, con el debido libreto y musicalización, haciéndose muchas preguntas vinculadas a la derrota sufrida en las elecciones
PASO.

Y realmente es un mensaje lleno de contradicciones. Muchos oyentes de mi programa de Radio Dimensión me fueron marcando lo que sentían cuando lo escucharon al senador, y son esas las reflexiones que transmitiré en esta columna de opinión, porque reflejan el pensamiento de gran parte del pueblo, inclusive de muchos que lo votaron en las PASO, pero que entendieron el mensaje de las urnas de una forma distinta a la de Adolfo.

Dice Adolfo: “he aceptado en paz la decisión del pueblo de San Luis y entendí el mensaje”.

Dice la Gente: “¿y por qué entonces si aceptó en paz, mandó a ejecutar una brutal caza de los que supone son traidores, a realizar una persecución implacable a los empleados públicos, a humillar a los trabajadores del Plan de Inclusión Social, a trasladar gente, a continuar amenazando y extorsionando a empresas y personas relacionadas directa o indirectamente con el gobierno? Si hubiese aceptado en paz la decisión del pueblo, no actuaría de esa forma”.

Dice Adolfo: “quiero saber cada problema que tienen mis comprovincianos, mis amigos”.

Dice la Gente: “él sabe perfectamente cuáles son nuestros problemas, no los soluciona, consiente todos los atropellos que ejecuta su hermano el gobernador con sus funcionarios, ¿y ahora nos trata de amigos, cuando hasta hace unos días éramos la peor lacra por haberlo votado a Poggi y somos los traidores, no respetando nuestra dignidad y libertad para elegir?”.

Dice Adolfo: “¿Por qué han sido tan duros? ¿Por qué me descalifican de esa forma?” Dice la Gente: “porque así nos han tratado siempre, y el hecho de elegir a otro candidato no significa ser duro ni descalificar, sino buscar y elegir otra manera de gobernar donde nos sintamos respetados”. Dice Adolfo: “tengo hijos que sufren y que me preguntan Papá por qué no te defendés”.

Dice la Gente: “ los que nos quitan nuestras casas, los que somos echados o trasladados de los trabajos, los que somos amenazados, humillados, perseguidos, extorsionados, tratados de traidores, los que no somos respetados también tenemos hijos como él que nos preguntan lo mismo: ¿Papá, Mamá por qué no se defienden?”.

Dice Adolfo: “han sido demasiado duros, por eso vamos a reflexionar sin odios, sin rencores, sin enojos y en paz”.

Dice la Gente: “¿Él no se da cuenta de la dureza de su trato y el de su hermano y de la gente que los acompaña? ¿Se puede creer en reflexionar sin odios, sin rencores, sin enojos, cuándo lo que ha hecho es seguir aceptando la metodología del apriete, la amenaza y la extorsión al pueblo? No. Es imposible creer en una invitación así, porque no suena verdadera. Suena forzada para tratar de dar vuelta la decisión de un pueblo que se hartó de una determinada manera de gobernar, y que además, harto o no, tiene el derecho a elegir a quien quiera en libertad y en democracia”.

Y además la Gente en sus contestaciones tiene en cuenta a todos los dirigentes que se están prestando para maniobras espurias, apuntalados por jueces sometidos a la esclavitud del poder de turno. Esto es lo que piensa y responde gran parte del pueblo de San Luis. Para que lo tengamos
todos en cuenta.

DEJA TU COMENTARIO