¿En el nombre de Dios?, Miguel Wiñazki analiza la relación de Alberto y Monseñor Sánchez Sorondo

En una columna publicada en el diario Clarín el periodista, autor del libro “El último feudo” que desnuda la corrupción de los hermanos Rodríguez Saá, analiza la cercanía del Canciller del Vaticano y el Gobernador de San Luis.

El análisis de Wiñazki

¿En el nombre de Dios?

Marcelo Sánchez Sorondo, quien firmó la invitación a la procuradora Alejandra Gils Carbó al Vaticano, ostenta su cercanía con el gobernador de San Luis, Alberto Rodríguez Saá, a la vez compañero ahora de Gustavo Vera y de Guillermo Moreno, que tienta suerte junto a Vera en los próximas primarias. Sánchez Sorondo ha calificado a San Luis como ‘una maravilla. Conoce y bien a la provincia y a sus gobernantes, y pondera la gestión que otrora ejerciera allí como obispo Juan Rodolfo Laise, un pretoriano de la fe preconciliar y profundo aliado de los hermanos Rodríguez Saá.

La provincia que conoce un solo color político desde 1983 es la plataforma para que se eleve esa cofradía sacro-feudal. Con la venia de Sánchez Sorondo, Rodríguez Saá -ahora cristinista y antes lo contrario-, Vera y Guillermo Moreno hacen flamear motu proprio una bandera vaticana para abrirse camino en el sendero electoral y usando a Dios confían en llegar a alguna meta.

DEJA TU COMENTARIO