Crece el debate sobre el posible fin del GNC para autos particulares

La Cámara de Empresarios de Combustibles, manifestó que el “Gas Natural Comprimido (GNC) tiene los meses contados, porque según una reciente definición del ministro de Energía Juan José Aranguren no habrá ningún tratamiento diferencial al sector”.

El empresario agregó que “esto le ha puesto fecha de vencimiento al GNC”. En este mercado, según datos del sector, hay 1.700.000 vehículos que funcionan a gas y hay que sumarle que en la actualidad existen unas 2.500 estaciones de servicio de GNC, con lo cual está comprometida la actividad de unos 15.000 puestos de trabajo en caso que el Gobierno elimine los beneficios que tenía el sector por el precio del gas subsidiado desde hace más de 33 años en que se lanzó el mercado en la Argentina.

El valor del metro cúbico pasó de los $5,80 promedio de hace un año a unos $11 en la actualidad. En algunas ciudades del interior ese valor llega hasta $15, frente a un litro de nafta que se cobra aproximadamente 20 a 23 pesos. En comparación con el gasoil, antes de las subas de precios, el GNC representaba cerca del 40% y a mediados del año pasado subió hasta el 65 por ciento. En la mirada de Castellanos y la CECC, el GNC necesita -para subsistir- un precio muy inferior al de la nafta, aproximadamente entre un tercio, teniendo en cuenta que para convertir un auto a gas hay que invertir unos $25.000 promedio, resignar gran parte del baúl del vehículo y adaptarse a una menor autonomía (recarga de combustible más frecuente).

En una reciente reunión con empresas petroleras nacionales y extranjeras, Aranguren habría manifestado que “las inversiones en estaciones de servicio con GNC han sido un despropósito ya que no tenía ningún sentido invertir para vender el gas natural en los automóviles, dado que se debe priorizar a otros usuarios y en el futuro el costo del gas para GNC tendrá un valor similar al de la nafta súper”.

Por ese motivo desde la CECC afirman que “es una respuesta breve y tajante que deja claro el futuro del sector. Y como habrá nuevos ajustes de precios en los meses de octubre del corriente año y abril del 2018, podemos decir que el ministro le ha puesto fecha de vencimiento al GNC”.

Otra Postura
El vicepresidente de la Cámara de Expendedores de GNC, Pedro González, negó que el Gobierno nacional les haya comunicado que equiparará el precio de ese producto con el de los combustibles líquidos, aunque advirtió que si eso llegara a ocurrir, “sería la destrucción total del sistema”.

De esta forma, la entidad relativizó el pronunciamiento de la Cámara de Empresarios de Combustibles de Córdoba, que aseguró que el ministro de Energía, Juan José Aranguren, se había manifestado en ese sentido.

González explicó que el sector está “en la misma cadena de la quita de subsidios en general a toda la energía”, lo que supone aumentos semestrales que se aplican en abril y en octubre de cada año.

“Si pusiéramos un escenario de equiparar el GNC con los combustibles líquidos, sería la destrucción total del sistema, tanto para los usuarios como para las estaciones de servicio, que hay casi dos mil en todo el país”, alertó.

Tal como ocurre con el gas domiciliario e industrial, el esquema establece la quita total del subsidio al GNC para 2019, aunque el dirigente de la Cámara de Expendedores dijo que no se pueden hacer proyecciones.

“La equiparación implica una proyección. Si uno quiere hacer un cálculo de acá a la última escala de aumento, en 2019, no podemos hacer futurología porque no sabemos cuánto va a estar el dólar o el barril de crudo”, sostuvo.

Por último, González analizó que, actualmente, “el GNC cuesta 50 por ciento menos que la nafta, lo cual no es malo”.

DEJA TU COMENTARIO