San Lorenzo el ganó a River y volvió a la punta

El Ciclón derrotó 2-1 a un golpeado River con un doblete del exdelantero de Boca y alcanzó a Godoy Cruz en lo más alto de la Zona 1.

San Lorenzo, en una de sus mejores actuaciones del torneo, le ganó hoy merecidamente a River 2-1, volvió a la cima de la tabla de posiciones de la Zona 1, lugar que comparte con Godoy Cruz de Mendoza, y mantiene vivo el sueño de jugar la final del torneo de Primera División.

En un equipo que tuvo altos rendimientos, Nicolás Blandi resultó la figura determinante. El delantero marcó los dos goles de su equipo, a los 37 minutos del primer tiempo y los 8 del segundo, y en el mejor momento de su equipo tuvo las chances para marcar alguno más.

El equipo dirigido por Pablo Guede consiguió así su sexto triunfo consecutivo, racha que lo llevó a volver a meterse en la discusión por el título, tras la temprana eliminación de la Copa Libertadores de América.

River fue prácticamente una sombra. Fue superado durante todo el partido por San Lorenzo, pero algunas intervenciones del arquero Marcelo Barovero y la falta de puntería de los hombres de San Lorenzo, en otras, evitaron que la diferencia fuera superior.

En el primer tiempo los dos equipos ratificaron sus momentos futbolísticos. San Lorenzo funcionó como equipo y fue punzante, mientras que River no logró hacer pie en el campo de juego y por momentos sus jugadores parecieron no entenderse.

No se había jugado un minuto, cuando Fernando Belluschi habilitó muy bien a Ezequiel Cerutti, quien ingresó al área por el sector derecho, y remató pero Marcelo Barovero tapó el remate y envió la pelota al córner.

En lo que fue el primer error defensivo de San Lorenzo, Sebastián Torrico le regaló la pelota a Ignacio Fernández, quien intentó desde la izquierda, con todo el arco a su favor, pero la pelota dio en el poste izquierdo. Más allá del sobresalto, el local siguió intentando y pudo haberse puesto en ventaja a través de un remate desde afuera de Sebastián Blanco.

River volvió a tener una chance a los 31, cuando un error defensivo del local le permitió a Luis González recibir solo dentro del área, pero el remate del experimentado mediocampista fue controlado por Sebastián Torrico.

San Lorenzo siguió yendo al frente. Tuvo su ocasión Blandi, pero remato débil; después le llegó el turno a Blanco, pero su disparo fue neutralizado en una gran atajada de Barovero, y en la siguiente llegó el gol.

Néstor Ortigoza, amo y señor del mediocampo, habilitó de manera perfecta entre líneas a Emmanuel Mas y el lateral puso la pelota en el área para que Blandi, totalmente libre de marcas, depositara la pelota en el fondo de la red.

Sobre el final, a los 41, Ezequiel Cerutti le robó la pelota a Barovero en la puerta del área, encaró hacia el arco vacío, y el guardameta lo derribó dentro del área. El delantero se levantó, sacó un remate bajo, y el guardavalla Millonario se recuperó y tapó el disparo.

Cuando tan sólo se llevaban jugados 8 minutos del segundo segmento, San Lorenzo liquido el partido. Fernando Belluschi metió una pelota en profundidad, Blanco engañó a la defensa dejándola pasar y Blandi nuevamente la empujó al fondo de la red.

A partir de ese momento el equipo dirigido por Pablo Guede se dedicó a manejar los tiempos del partido a través de la tenencia del balón, ante un River sin alma y sin juego, que tan sólo pudo acercarse merced a un remate desde fuera del área de Lucho González.

En el primer minuto de tiempo agregado, River anotó su gol, con un remate de Alario. Sólo sirvió para la estadística, San Lorenzo ganó muy bien, sin dejar dudas.

DEJA TU COMENTARIO