Colón lo dio vuelta y goleó a River en Santa Fé

El arquero de River, “Trapito” Barovero tuvo una noche para el olvido, que el Sabalero aprovechó con creces y ahora se posiciona expectante en la tabla.

River fue a Santa Fe y arrancó su ilusión con el tanto de Emanuel Mammana, pero se encontró con el ciclotímico Colón que estuvo en su día y lo goleó, tras aprovechar todos los errores del fondo en una noche que Marcelo Barovero fue el gran protagonista. Así, el 4 a 1 a favor del local dejó a los de Núñez alejados de la cima y casi enfocados de lleno en la Copa Libertadores (visitarán en la semana a The Strongest, en un partido muy importante). Por su parte, los de Darío Franco –que ganaron los primeros tres y perdieron después tres en fila- llegaron a 12 unidades y están a dos de Rosario Central, líder de la Zona 1 con 14 puntos.

El primer tiempo presentó a un River con ausencias, debido a que Marcelo Gallardo reservó algunos nombres para ir a La Paz. Alario, por ejemplo, estuvo en el banco, mientras que sí fue titular Andrés D’Alessandro. Hasta ahí, todo normal e inclusive a favor cuando el Millonario se puso arriba por la volea de Emanuel Mammana, quien picó muy bien al vacío y definió de primera un centro de Milton Casco desde la derecha. Así, los del muñeco quedaban cerca de la cima en una Zona 1 que se ha emparejado bastante.

Sin embargo, lo que fue un presagio en la semana con San Pablo se dio en Santa Fe. Barovero, quien casi comete un error ante Jonathan Calleri en la Copa, tuvo una noche para el olvido con responsabilidad, en menor o en mayor medida, en tres de los cuatro goles. Primero, Alan Ruiz le pegó desde afuera y si bien la colocó al lado del palo, el ‘1’ tuvo una reacción lenta para desviar el balón, que marcó el 1 a 1 en el primer tiempo.

Luego, en el complemento, un desborde desde la izquierda tuvo una salida dubitativa del arquero, quien no pudo evitar el 2 a 1 anotado por Leandro Vega en contra a los 8 minutos (venía tratando de rechazar la pelota ante Mauricio Sperduti). Después, la labor aceptable de la defensa en la primera parte se vino a pique y Alan Ruiz, tras un pase rasante desde la mitad de cancha de Víctor Figueroa, definió para el 3-1 (en el medio, Ignacio Fermández vio la roja por doble amarilla). Pero eso no fue todo, porque Barovero cometió un error muy grosero al querer despejar y darle un pelotazo a Alan Ruiz, quien estaba encima suyo, para así permitirle un 4-1 impensado hasta por el propio autor.

Finalmente, el partido se cerró con la goleada de Colón, que tuvo inclusive para poder aumentar (Adrián Bastía dejó la cancha por doble amarila). Sin embargo, los de Santa Fe se quedaron a un tanto de repetir el histórico 5 a 1 del Clausura 1997, cuando salieron subcampeones. Por lo pronto, ahora están ilusionados con buscar el título, aunque deberán encontrar regularidad (su próximo rival será Unión, al que recibirá en el clásico). En tanto, River irá a La Paz y después enfrentará como local a Banfield, sabiendo que ha quedado relegado en el torneo local.

El clásico platense fue todo de Estudiantes
El “Pincha” no perdonó los errores del “Lobo” y se impuso 3-0 en el estadio Único. Gastón Fernández -el segundo de penal- y Auzqui marcaron para los de Vivas que se acomodaron en su zona (quedaron a 3 puntos del líder Lanús) y aumentaron el historial a 11 juegos.

DEJA TU COMENTARIO